agosto 2018

TEATROS

Compartime
  •  
  •  
  •  

TEATRO DE LA RIVERA

Este teatro es una viviente obra del artista pintor Benito Quinquela Martín.
Junto con otros grandes teatros de
 la ciudad de Buenos Aires.

El establecimiento, creado para brindar un aprovechamiento cultural, fue inaugurado el 27 de octubre de 1971 que por su fisonomía, es reconocido a nivel mundial.

Avenida Pedro de Mendoza 1821

TEATRO VERDI

Construído en 1901 es uno de los lugares históricos del barrio. Pertenece a la Sociedad de Socorros Mutuos de La Boca fundada en el año 1878. 

or su escenario pasaron grandes figuras líricas, del tango y del folclore.

Almirante Brown 736

GRUPO DE TEATRO CATALINAS SUR

Nació en una choriceada organizada por la mutual de padres de la escuela de nuestro barrio. A esta mutual pertenecían casi todos los primeros integrantes del grupo.

Avenida Benito Pérez Galdós 93

CINE TEATRO BROWN 


En 1833, en donde está El Cine Teatro Brown, se inauguró el Teatro Dante Alighieri. Entraban 400 personas y fue el primero que tuvo iluminación de gas. En tiempos de la presidencia de Roca, lo demolieron. Allí mismo, luego, se levantó el Brown, que estuvo en manos de la comunidad italiana. Fue cine mudo, lugar de payadores y de políticos.

Almirante Brown 1375

TEATRO ARTEBRIN

Es un espacio cultural que abrió sus puertas en el Barrio de La Boca para brindarle al público espectáculos artísticos y teatrales.

Ministro Brin 741 


Compartime
  •  
  •  
  •  

FORTUNATO LACÁMERA

Compartime
  •  
  •  
  •  

Fortunato Lacámera nace en Buenos Aires el 5 de octubre de 1887. Trabaja en el Ferrocarril del Sur como aprendiz de telegrafista, empleo al que renuncia en 1912 para tomar lecciones vespertinas con Alfredo Lazzari en la Sociedad Unión de la Boca. Comienza así su formación artística, al tiempo que trabaja como pintor de brocha gorda y decorador de interiores.
Desde 1919 concurre al Salón Nacional y, más adelante se presentará también en salones provinciales y municipales. En 1922 realiza su primera exposición individual en la Galería Chandler, para luego hacerlo también en la Asociación Amigos del Arte (1930); en el Salón Signo (1932), en la Galería Moody (1937), en los Salones de Arte del Banco Municipal (1940), en la Asociación Gente de Arte de Avellaneda (1942), en Impulso (1943) y en la Galería Antú (1950).
En 1926 participa en los inicios del Ateneo Popular de La Boca.
En 1929 obtiene el Premio “Sociedad Estímulo de Bellas Artes”, en 1936 el Premio de Acuarelistas de la Dirección Nacional de Bellas Artes y dos años más tarde, el Premio Estímulo del Salón Nacional. En 1939, ingresa como docente en la Escuela Técnica de Oficios Nº 4.
En 1940 funda la Agrupación de Gente de Artes y Letras Impulso, institución que presidirá hasta 1951, año de su fallecimiento. Lo acompañan en esta empresa los artistas Vicente Vento, José Luis Menghi, José Desiderio Rosso y cuenta con la temprana adhesión de Miguel Carlos Victorica. La agrupación inicia sus actividades con una gran exposición colectiva en la que presentan sus obras Quinquela Martín, Victorica, Diomede y el mismo Lacámera. Allí expusieron, entre otros artistas, Pettoruti, Centurión, Butler, Forner, Castagnino, Spilimbergo y Lucio Fontana.
En 1950 recibe los premios “Rosa Galisteo de Rodríguez” del Salón de Santa Fe y “Eduardo Sívori” del Salón Nacional.
El artista fallece el 26 de febrero de 1951 y, poco después, se realiza en Impulso la primera exposición póstuma de sus obras. Al año siguiente, el Teatro Iris de La Boca, coloca una placa conmemorativa.
Su producción forma parte de importantes muestras colectivas realizadas en el país, como La pintura y escultura argentina en el siglo XX en 1952 y Ciento cincuenta años de arte argentinoen 1960. Entre agosto y septiembre de 1978, se realiza en la Galería Balmaceda de Buenos Aires la exposición colectiva titulada Homenaje a Fortunato Lacámera, en la que representantes del arte contemporáneo como Luis Fernando Benedit, Víctor Grippo, Héctor Giuffré, Juan Pablo Renzi, Ileana Veggezi y Pablo Suárez, distinguen al artista a través de citaciones y recreaciones de su pintura.
En 1987, en homenaje al centenario de su nacimiento, se realiza conjuntamente en las Galerías Kramer, Rubbers, Vermeer y Wildenstein, una muestra constituida por más de sesenta y cinco de sus obras. Entre las exposiciones más recientes dedicadas al artista cabe desatacar la retrospectiva que organizó el Centro Cultural Recoleta en el año 2000.
Sus obras integran el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes; el Museo de Bellas Artes de La Boca “Benito Quinquela Martín”; el Museo Municipal de Artes Plásticas “Eduardo Sívori” y los museos municipales de Tandil, Junín, Mar del Plata, Bahía Blanca y Rosario, además del Museo “Pedro de Mendoza” en Santa Fe y el Liceo Militar “Gral. San Martín”, provincia de Buenos Aires.
 

Compartime
  •  
  •  
  •  

BENITO QUINQUELA MARTIN

Compartime
  •  
  •  
  •  

Es considerado el pintor de puertos -por excelencia- y es uno de los más populares pintores argentinos. Sus pinturas portuarias muestran la actividad, vigor y rudeza de la vida diaria en la portuaria La Boca.
No ha podido determinarse con certeza su nacimiento porque fue abandonado el 20 de marzo de 1890 en la Casa de los Expósitos , un orfanato con una nota que decía “Este niño ha sido bautizado con el nombre de Benito Juan Martín” . Por su forma física, se dedujo que habría nacido 20 días antes; por lo que se fijó aquella fecha para su cumpleaños.
Con seis años, fue adoptado por Manuel Chinchella y Justina Molina, y él adoptó el apellido de su padrastro (que luego sería fonetizado como “suena” en el italiano, al castellano como Quinquela ). “Mi vieja me conquistó en seguida -dicta Quinquela en su autobiografía recogida por Andrés Muñoz y publicada en 1963- y desde el primer momento encontró en mí un hijo y un aliado” . Justina Molina tenía sangre india, venía de Gualeguaychú y era analfabeta, lo cual no le impedía atender la carbonería en el barrio porteño de la Boca con perfecta eficiencia: se acordaba mejor que nadie del estado de cuentas de cada cliente. Manuel Chinchella era un forzudo italiano que redondeaba los ingresos de la carbonería con trabajos en el puerto, donde cargaba de a dos las bolsas de 60 kg. Su trato con el niño era un poco distante, de ruda ternura, pero cada tanto una caricia cuando el padre llegaba del puerto le tiznaba la cara al “purrete” (niño).
Quizás sus más famosos trabajos sean: Tormenta en el Astillero ( Museo de Luxemburgo , París ), Puente de la Boca ( Palacio St. James , Londres ), Crepúsculo en el astillero (Museo de Bellas Artes , Buenos Aires).


Compartime
  •  
  •  
  •  

JUAN DE DIOS FILIBERTO

Compartime
  •  
  •  
  •  

Nació con el nombre de Oscar Juan de Dios Filiberti, en una casa sencilla ubicada en Necochea al 200, en el barrio de La Boca habitado predominantemente por inmigrantes italianos, mayoritariamente genoveses, de la Ciudad de Buenos Aires el 8 de marzo de 1885], en momentos en se desarrollaba la gran ola inmigratoria europea que influyó decisivamente en las características de la población argentina.
Desde 1932 se mantuvo residiendo en La Boca, en una casa ubicada en la calle Magallanes 1140, pintada en su frente por el pintor Benito Quinquela Martín, amigo personal de Filiberto.
Entre sus canciones se destaca Caminito (canción)| Caminito , con letra de Gabino Coria Peñaloza, uno de los tangos más famosos, pero los especialistas han considerado que Malevaje , con letra de Enrique Santos Discépolo es su mejor tango. «Juan de Dios Filiberto», Hágase la música . También son ampliamente conocidos tangos como El pañuelito , Quejas de bandoneón y Clavel del aire .


Compartime
  •  
  •  
  •  

148º ANIVERSARIO DE LA REPÚBLICA DE LA BOCA

Compartime
  •  
  •  
  •  

El nacimiento del barrio se produce cuando la Boca obtiene sus límites juridiccionales y la creación de su Juzgado de Paz, a cargo de Don Sebastián Cáceres.

Para perpetuar tan significativo acontecimiento, el 23 de Agosto de 1976, el Seminario y Archivo de Historia de la Boca del Riachuelo, fundado por Don Antonio J. Bucich y dirigido entonces por el Sr. Rubén Granara Insúa, dio vida su Primera Celebración, quedando instituido desde esa fecha como el “Día de la Boca”.

Año tras año, la nómina de “Ciudadanos Ilustres que engrandecieron con aquella efemérides, se enriquece con una nueva designación, otrogada en el marco de diversos actos celebratorios.

Hoy la Fundación Museo Histórico de La Boca, heredera de tan relevantes memorias celebra con la población boquense este importante acontecimiento.


Compartime
  •  
  •  
  •